Con un vaso de whisky

noviembre 14, 2015

Sobrevivir al horror

Filed under: Divagaciones — conunvasodewhisky @ 9:13 am
Tags:

            Hace varios meses, ante otro atentado terrorista en París, escribí: Lo ocurrido esta mañana en París, en la sede del semanario Charlie Hebdo, es una atrocidad. Un crimen. Una salvajada. Punto. Después de tener esto claro, viene todo lo demás; necesario sin duda: el análisis de lo ocurrido, la identificación de los autores (cuando escribo esto no están identificados y, por tanto, resulta prudente no sacar conclusiones precipitadas), las causas profundas que pueden estar tras este espanto. Pero tengamos muy claro que es un espanto. Y que es injustificable.

            Digo lo mismo en relación con el horror que ha sufrido París, otra vez, en la noche de ayer. Otra atrocidad. Otro crimen. Otra salvajada. Injustificable. Punto. Y después, viene lo que viene después.

            Admito que la notica me causó un gran pesar. Por las víctimas y sus familias y amigos, antes que nadie. Por París, Francia y Europa. Aun por los propios perpetradores; que unos seres humanos (porque lo son, recordémoslo, no cedamos a tentaciones de inhumanizar, es lo que hace un asesino) sean capaces de orquestar tal matanza no es una sorpresa, ni una novedad, pero siempre será causa de espanto y reflexión. También sé que hay un punto de injusticia en la conmoción que este atentado me produjo, mayor que la que hubiera causado en Bagdad, en Trípoli, en Nairobi. Pero la subjetividad es muchas veces injusta.

            Ayer, junto a esa conmoción y pesar, se mezclaba la inquietud. No quiero ser demagogo, ni ponerme equidistante, ni empezar a sacar la larga lista de agravios que puede ser la Historia, para empezar a comparar quién ha cometido más barbaridades contra quién, en una espiral de odio y rencor que sólo lleva a más odio, a más rencor, a más barbaridades. Sin embargo, la sentía.

            Unas palabras me venían a la memoria ayer, mientras leía y escuchaba las últimas noticias. Las del juez Haywood, interpretado por Spencer Tracy en “Vencedores o vencidos (Juicio en Nuremeberg)”: Hay quienes en nuestro país hablan hoy de “protección del país”, de “supervivencia”. Ha de tomarse una decisión, en la vida de cada nación: en el mismo momento en que el enemigo la agarra por la garganta, entonces parece que la única manera de sobrevivir es usar los métodos del enemigo, hacer lo que sea necesario para sobrevivir, mirar para otro lado. Bien, la respuesta para eso es: ¿sobrevivir como qué? Un país no es una roca. No es la extensión de uno mismo. ¡Es la causa que defiende! Es la causa que defiende cuando defender algo es lo más difícil. Ante el pueblo del mundo, esta es la causa que defendemos: justicia, verdad y el valor de un solo ser humano.

            Sé que la seguridad tiene su papel en la ciudad, en la política. Que sin seguridad ni hay justicia, ni hay verdad, ni hay libertad. Hay que recordar, sin embargo, siempre, que la seguridad es la sirvienta; la justicia, la verdad y la libertad son las amas. Y que si la sirvienta se hace con todas las riendas de la ciudad, pronto no queda en ella sitio para nadie más.

            Hoy estamos con París. Victor Hugo escribió en su “Historia de un crimen”: En este siglo, todo hombre sensible tiene dos patrias: la Roma de otros tiempos y el París de hoy. En el día de hoy, todo europeo tiene como patria París. Y esperamos, tal vez contra toda esperanza, que siga siendo este París.

notre-dame-paris-4

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: