Con un vaso de whisky

julio 30, 2015

Lava fría

Filed under: Divagaciones — conunvasodewhisky @ 2:42 pm
Tags: , ,

            Oigo por ahí que hay cierta polémica sobre “Lava”, el corto que se proyecta antes de “Inside Out (Del Revés)”, en los cines. Sobre la película ya se ha dicho casi todo lo que hay que decir. Así que me limitaré a unirme al coro: véanla, háganse el favor. En cuanto a la polémica, no crean que tengo muy claro cuáles son los bandos. Así que pondré aquí mi punto de vista y luego ya me asignan etiqueta, para que no me sienta discriminado.

cdn.indiewire.com

            Antes de empezar, dos aspectos. Primero, me parece muy bien que se hable de un corto. Los cortos de Pixar son, en general, pequeñas joyas. Esta compañía tiene olfato poniendo a animadores y guionistas noveles en la labor y, viendo los resultados, no se extraña luego uno de los grandérrimos largometrajes que, con contadas excepciones, acaban en las pantallas. También es digno de respeto que se proyecte un cortometraje antes de la película, a la antigua usanza. Tal vez otras compañías y productoras, no sólo de animación, podrían tomar nota. Mi favorito, aún hoy, de entre los cortos de Pixar sigue siendo “Pajaritos”, una genialidad que tuvo, entre otras virtudes, la de profetizar Twitter y su modus operandi.

            El segundo aspecto, que pueden tener en cuenta al leer mi opinión sobre “Lava” es que odio los ukeleles. Su sonido hace que piense automáticamente en camisas hawaianas. Respecto a estas camisas, mi opinión es aún más estricta de que la de Homer J. Simpson. Nadie debería llevar camisas hawaianas. Si tuviera un reprobable rapto totalitario, casi seguro lo primero que haría sería quemar todas las camisas hawaianas de mis dominios en una gran hoguera.

            Entremos en materia. Breve resumen para aquellos que no han visto el corto. En un océano inmenso hay una isla tropical, que es, en verdad, un volcán. Este volcán, dotado de cierta inteligencia, no demasiada, observa con benevolencia cómo las criaturas aéreas, terrestres y marinas acaban emparejadas. Él, en cambio, está solo. Así que se pone a cantar, al ritmo de un maldito ukelele, hacia una hipotética compañera. Esa canción hace que su fuego interior (ojo a la astuta metáfora) arda durante años, décadas. Pero el fuego se va consumiendo y el volcán se va apagando y hundiendo en el océano. Hete aquí que una volcán subamarina lleva años escuchando embelesada la canción. Canción que también hace arder su interior y la proyecta a la superficie, justo cuando el volcán está a punto de hundirse… y encima con ella mirando en la dirección equivocada, así que no puede verle. El pobre volcán acaba hundido. Y la volcán empieza a cantar, la misma canción. Así que el volcán, enardecido, resurge y forman juntos una sola isla, cantando a dúo.

635738306209018886-v200-10bcs.pub16.605-1--2

            Bueno, desde mi punto de vista no es el mejor cortometraje de Pixar. Ciertamente que hay puntos de interés. Fíjese el lector astuto que, como los volcanes están directamente enraizados en la corteza terrestre y parecen seres de inteligencia, pese a un tanto monotemáticos, el corto puede ser una defensa solapada de la teoría de Gaia. Puede que sobre esto verse la polémica arriba mencionada. También puede discutirse sobre el hecho de que, por hermosa que sea una canción (y la del volcán es bastante insufrible), si es lo único que uno escucha durante lustros acaba un poco harto de ella. Podría haber el trozo de roca ese intercalado alguna cantata de Bach o algo de Iron Maiden, por variar. Además, se ha supuesto que el volcán quería una volcán y la volcán un volcán. Pero, ¿y si él quería otro él y ella otra ella? Sin duda hay discusión por ahí fuera sobre este punto. Porque podía muy bien ocurrir que el interés amoroso de uno u otra no fuera coincidente, aunque, qué duda cabe, aquello podría haber sido el comienzo de una hermosa amistad. De conversación más bien escasa, eso sí.

            Con todo, es la forma de rematar la historia lo que vuelve, creo yo, mediocre a la obra. El final es el peor de los posibles. Había dos alternativos (bueno, hay otro más que se me ocurre, pero implica el despertar de los Primigenios, así que lo dejamos de lado). En uno, la volcán tras décadas de amor hacia alguien que en realidad no ha conocido nunca, constante y fiel, termina apagándose poco a poco y, al hundirse cantando suavemente al océano impasible, termina muda en las profundidades, sin ver al volcán apagado que ha estado escuchando su voz como antes ella la de él, tan cerca y tan lejos de su amada, para siempre. En el segundo, forzando la geología, al hundirse la volcán, terminaría girando sobre su eje, quedando de cara al volcán y allí, viejos y mudos, terminarían sus días en una silenciosa, dulce compañía.

BN-JC466_LAVA_0_P_20150625155032

            Cualquiera de los dos es más hermoso que el elegido, pienso. El primero me parece preferible, ya que desarrolla un tema clásico, no el amor no correspondido, sino el trágico amor correspondido pero destinado a no consumarse jamás. Resulta un final melancólico. Un servidor, al menos en el arte, considera que la melancolía, sin cansinismos, es preferible en los finales que a la alegría galopante. El segundo tiene en su contra que los volcanes acaben juntos, pero al menos han pasado la mayor parte de su vida separados, cantándose sin poder verse, lo cual da un complicado sabor a su unión, más valorada que si se hubiese alcanzado antes, aunque también con la tristeza de los años perdidos

            Al ser el final la parte más importante de un corto (una obra muy breve que tiene el foco puesto caso siempre en él), donde se juega dejar un buen o mal gusto en el espectador, “Lava” es uno de los tropiezos de Pixar. Pero bueno, tampoco es para rasgarse las vestiduras.

            En fin, es lo que opino. Espero que haya acertado con el tema del debate. El de Gaia también me vale, de todas maneras

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: