Con un vaso de whisky

diciembre 8, 2014

Iluminación urbana

Filed under: Divagaciones — conunvasodewhisky @ 4:06 pm
Tags: , , , ,

En una reciente visita a Venecia se me planteó una cuestión de alumbrado público. Varios recién llegados (sin duda habría turistas, pero, dando el beneficio de la duda, supondremos que todos éramos viajeros) embarcamos en el vaporetto que conecta el aeropuerto con la Serenísima. Había anochecido ya y, cada cual, trataba de espiar por las ventanas, ansioso por ver la ciudad, en la Laguna; salvo unos pocos, más ansiosos por otras cuestiones, respetabilísimas en privado.

385_7

            Al enfilar por el Gran Canal, un matrimonio se puso en pie y asomó medio cuerpo fuera del vaporetto. La mujer estaba más bien excitada e incluso creo que daba algún saltito que otro. Como yo recordaba (y recuerdo) muy bien la sensación que experimenté al llegar por vez primera a Venecia, no pude evitar una cierta simpatía por la buena señora.

En esto, estábamos aproximándonos a la notable Ca´ d´Oro. Y la mujer le dijo a su marido, más introvertido: “Lástima que con lo magnífico que es esto no lo tengan iluminado”.

Tuve la inmediata intuición de que la mujer estaba equivocada. Cuanto más lo pienso, más equivocada me parece. Espero que esa frase no se le meta nunca en la cabeza del responsable de Luces y Fanales Vénetas.

Canal_de_Venecia_de_noche_2,_17-01-2008

            Distingamos: claro que el alumbrado público supuso un considerable avance en la vida urbana. De hecho, según me comentó un amigo un día más tarde, entre spritzs al aperol, algunos opinan que Venecia fue una de las primeras ciudades europeas que alumbró sus calles. En modo alguno estoy negando sus ventajas, su utilidad. Hay lugares en ciudades que aprecio, como Barcelona, o Londres, a la cual noto más mía (o, mejor dicho, me noto más suyo) que mi propia ciudad natal, en los que ni se me ocurriría entrar si no hay una buena iluminación.

Pero este argumento no es pertinente. Por dos motivos. El pragmático: Venecia no es una ciudad insegura. Ha habido ocasiones en las que no tenía muy claro si sería capaz de llegar a donde me proponía o incluso encontrar de nuevo mi residencia temporal; sin embargo, nunca, por desierta que estuviera la callejuela, he temido un mal encuentro. El segundo y principal, es que la frase de la señora del vaporetto no se lamentaba por cuestiones prácticas, sino estéticas.

La idea tras la frase era que, siendo los edificios de la Serenísima tan bellos, por qué no iluminarlos por la noche. Algunos lo están, es cierto. El casino. Santa Maria della Salute y San Giorgio Maggiore, si no me falla la memoria, también. Son bellos edificios, aunque no son los que más me gustan de la vieja república. Pero la inmensa mayoría de las casas, aun en el Gran Canal, donde abundan los palazzos, de las iglesias y de las scuolas no sufren los focos.

venice-shot-by-night

            Y yo estoy completamente de acuerdo. El día es el día, la noche es la noche. Es verdad que, en ocasiones una buena iluminación realza a un edificio notable por la noche. Las Casas del Parlamento, en Londres, sobre todo cuando la luz es verdosa, son impresionantes en horario nocturno. Pero alumbrar cada edificación de interés en una ciudad, más en una como Venecia, es una locura para el gasto público y una necedad para el gusto.

Lo mismo que en el Barroco había un horror vacui en el arte, ahora parece que tenemos un horror a la sombra. Como cualquiera que haya leído a Tanizaki les puede decir, error garrafal. La luz genera sombra. Un alumbrado funcional, bien usado, causa a su alrededor penumbras, sombras, que al ojo sensible, resultan mil veces más apetecibles que un condenado tubo fluorescente machacando con su luz antinatural Mil veces mejor es vislumbrar la severa construcción de la iglesia de San Juan y San Pablo. La basílica de San Marcos o el Palacio Ducal apenas están iluminados por faroles cuyo uso es más bien urbano. El Campanile se alza en las tinieblas, con un solo foco, ese sí con cierta astucia, que alumbra parte de su base, pero deja velada la mayoría de su cuerpo. La blancura del Palacio y de ciertas iglesias es más impactante en las sombras que ante la luz.

Esta manía de sobreiluminar monumentos exagera su aspecto de atracción. Impide que sean parte viviente de la ciudad. Y estaban pensados para ser parte de la ciudad. Está bien, la Scuola Grande di San Rocco ya no sirve para lo que era, pero el edificio puede aún sumergirse entre los demás, al amparo de la noche. Mucho más si hablamos de casas particulares, por bellas que sean. La mayoría de las que hay en el Gran Canal son viviendas (habitadas con mayor o menor frecuencia, ése es otro debate). Son parte de una ciudad. Por relevante que sea el turismo para la economía de una urbe, ésta no puede consentir que la ahogue hasta el punto de convertirla en un parque temático. Venecia no está lejos de este peligro.

venezia notte 21

            Así pues, por favor, maravillémonos con la belleza arquitectónica a pleno sol. Pero dejen que también la disfrutemos velada; quizás en ese momento nos sintamos más arropados por la ciudad, sus rumores, su historia. La noche tiene sus ritmos y sus misterios, igual que el día. Respetemos ambos.

1 comentario »

  1. Un punto medio para mantener el encanto nocturno y tener contento al turista es el sistema de los Bateaux Mouches, que tienen un foco para ir iluminando los edificios mientras te van explicando lo que ves. Así el turista no pierde detalle y la iluminación no es continua, aunque París nunca ha sido una ciudad poco iluminada precisamente.

    Comentario por MordoSairon — diciembre 8, 2014 @ 8:11 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: