Con un vaso de whisky

junio 5, 2014

Carta de un lector de “El Jueves”

Filed under: Divagaciones — conunvasodewhisky @ 9:25 pm
Tags: , , ,

            Dejemos antes de nada claros los hechos. El día 2 de Junio de 2014, el Presidente del Gobierno, en declaración extraordinaria y urgente, anunció que el Rey Juan Carlos I abdicaba. El monarca, en un discurso previamente grabado, lo manifestó asimismo, explicando los motivos de tal decisión. No mucho después, en internet (entre otros miles de chistes, discusiones y exclamaciones de todo signo), “El Jueves” adelantaba una portada especial para el número de esta semana, que sustituiría a la prevista antes de conocerse la noticia. Esta portada, obra de Manel Fontdevila, mostraba al Rey a punto de colocar una corona llena de inmundicia y con moscas revoloteando en la cabeza del futuro Felipe VI. El miércoles 4 de Junio, día de publicación de la revista, ésta no apareció en los kioskos. Por la misma se indicó que había habido un problema y que se pondría a la venta el día 5. El día 5, en efecto, se puso a la venta el número. Pero no con la portada anunciada, sino con otra, parece ser que la anteriormente prevista, con una caricatura de Pablo Iglesias, portavoz del partido político Podemos.

120925-El-Jueves

            Internet y, en concreto, Twitter, pululó con un pulular de rumores y especulaciones. Dos teorías cobraron fuerza. La primera, que lo repentino de la noticia no había permitido hacer el cambio de portada; la segunda, que RBA, la editorial, había vetado dicha portada. Desconozco los motivos del cambio y desde luego no voy a afirmar nada sobre esto. Es otro hecho, sin embargo, que en la tarde del día 5 de Junio varios de los autores y colaboradores de esta revista (que yo sepa, al menos Albert Monteys, Manel Fontdevila, Bernando Vergara, Isaac Rosa, Guillermo Torres o Paco Alcázar) anunciaron que abandonaban la revista. Sería presuntuoso por mi parte presumir el porqué de esta decisión. Pero mucho me extrañaría que algo de poca entidad fuera la causa.

            La portada era, ciertamente, burlona. Pero esperar una portada no burlona de esta revista, ante la noticia de la abdicación del Rey, es como beberse de una sentada una botella de Zubrowka y esperar levantarse al día siguiente sin una resaca épica. Por otro lado, no es, ni de lejos, la portada más dura, cruel o sarcástica que he visto en “El Jueves”, ni siquiera si limitamos la comparación al tema de la Familia Real.

            Por ahí he leído a gente asegurando que se habían secuestrado ejemplares de la revista. En aras de la claridad, si eso fuera así, habría un auto que lo ordenase. O sea, que se habría iniciado un procedimiento judicial. Porque la Constitución española de 1978, artículo 20.5, dice con rotundidad: Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial. No he oído que nadie mencione un procedimiento judicial, en el cual, bien aplicando la Ley de Enjuiciamiento Civil, bien la Ley de Enjuiciamiento Criminal, bien otras leyes, como la Ley Orgánica LO 1/1982, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, se haya adoptado dicha medida. La única excepción que conozco a esta regla de “sin resolución judicial no hay secuestro” es que se decrete el estado de excepción o el de sitio. Que yo sepa, no es el caso. Así que hablemos con propiedad.

            Bien. Todo lo que sigue son estrictamente opiniones y consideraciones mías, como ciudadano y lector. No tienen mayor valor que éste.

bufc3b3n

            Llevo varios años leyendo “El Jueves”. Y hasta comprándolo. Nunca me ha parecido que malgastaba ni un céntimo (lo cual no puedo decir con otras publicaciones periódicas). Tenía sus días más flojos y sus días en los que cada autor, guionista o dibujante, estaba sembrado. Me he reído a carcajadas en cafeterías, aviones, trenes y en el salón de mi casa. No siempre he estado de acuerdo con cada viñeta que se publicaba. Ni siquiera, cosa mucho más grave, he considerado graciosas todas las viñetas, tiras o página que he leído (estuviera o no de acuerdo con ellas). Pero el balance siempre, siempre era positivo. Aunque sólo fuera porque “El Jueves”, durante años, ocupó el delicado rol de bufón. ¿Y qué se creen, que los fools de Shakespeare son todos ellos distintos y todos extraordinarios por casualidad? De eso nada. Un buen bufón es algo extraordinario. “El Jueves” lo era.

            Con frecuencia una viñeta o un chiste me han dejado con la taza de café a medio camino, la pobre, en un limbo, mientras leía, releía y quedaba sin palabras y aun sin risa, por el ingenio o por la osadía. O me atragantaba, por un exceso y no un defecto de risas. De cuando en cuando (no nos pasemos, que tampoco era esto un compendio de San Agustín, Nietzsche y Schopenhauer) me obligaba a replantearme opiniones que creía seguras; cierto que varias de esas veces terminaba reafirmado en mi posición, pero al menos me había visto forzado a argumentar ante mí mismo. Cuando un amigo me dijo que iba a empezar a trabajar de guionista en “El Jueves” sentí esa envidia admirativa que te lleva a felicitar al interfecto mientras maquinas cómo causarle una muerte dolorosa. Llevo sintiéndola desde entonces. Es el mayor halago que uno puede hacer a otro.

            Pero sobre todo y ante todo, me ha hecho reír, horas y horas. Con su humor sarcástico y su humor absurdo. Porque en ocasiones nada reflejaba de manera más certera, implacable y exacta lo injusto, lo ridículo o lo indignante de un hecho de esta sociedad nuestra. Porque a veces ellos, en sus viñetas, daban el puñetazo encima de la mesa que otros muchos sentían. O lanzaban el dardo venenoso que otros guardaban también, sin esperanzas de poder usarlo nunca. O nos permitía reírnos de nosotros mismos. No tengo datos que me respalden, pero yo diría que “El Jueves” ha evitado algún suicidio o muerte en vida. Ya lo dijo el Joker, el poder curativo de la risa.

            El asunto de la libertad de expresión y sus límites es tema viejo y apasionante. Los anglosajones, que llevan siglos de ventaja en este, como en otros, asunto, poseen un bagaje impresionante sobre la cuestión. Han debatido juristas, académicos, periodistas, filósofos y cómicos. No voy a darles la tabarra con mi opinión. Sólo pienso, a grandes rasgos, que si bien no es un derecho ilimitado (ninguno lo es), la tendencia de esos países con siglos de experiencia es favorable a dejar hablar y escribir, no a lo contrario. Desde luego que el derecho a decir algo no lleva consigo de manera inmediata el derecho a que lo dicho sea respetable. Pero que se diga. Luego ya le daremos para el pelo el resto. Con copas en la mano, a poder ser.

            Yo he visto portadas en todos (todos) los periódicos de este país que me han causado vergüenza ajena. En cada uno de estos casos me hubiera parecido un flaco favor a la sociedad y al propio medio prohibir una portada por ser crítica contra algo. Sólo por eso. No por analfabeta, o mendaz. Y eso que estamos hablando de medios obligados a dar información veraz, no meramente opiniones subjetivas con grandes titulares. Mucho más triste es que pueda haber ocurrido en una revista satírica, que busca, justamente, criticar y molestar y no dejarnos tranquilos. Porque la tranquilidad se parece demasiado a la abulia.

            No sé exactamente qué ha ocurrido esta semana con este número ya maldito de “El Jueves”. Ni sé lo que ocurrirá con esta revista con la que tan en deuda estoy. Ni con quienes la han dejado, ni quienes en ella siguen escribiendo y dibujando. A todos ellos les deseo lo mejor.

            Pero este 5 de Junio de 2014 ha sido un día sombrío. Porque le han quitado la fusta y el gorro de cascabeles al bufón. Ha habido un soplo gélido. Casi podríamos gemir con Lear, And my poor fool is hang´d! Espero que no. Que si no hay un Jueves, como ha dicho el sabio Hematrocrítico, haya un Miércoles. Salud.

1 comentario »

  1. ¡Ah! malos tiempos para el tebeo, amigo. Y para los blogs colectivos.

    Casciari me borró esto : http://estroiler.tumblr.com/

    (Bueno, él no, que no se entera de nada, fue su primo “desarrollador”).

    Feliz Jueves.

    Comentario por carlos risu — junio 26, 2014 @ 8:12 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: