Con un vaso de whisky

enero 28, 2013

¡Garfio! ¡Garfio! ¡Garfio!

Filed under: Divagaciones — conunvasodewhisky @ 8:21 pm
Tags: , , , , ,

            En las primeras películas de Disney, sólo hay Malvadas (el Espejo no cuenta para la paridad). Las Madrastras y Maleficent son, en mi opinión, las mejores Malvadas puras de Disney y esto habría que tomarlo como una alabanza hacia las mujeres (al menos, por mi parte). Pero Disney fue sacando de la manga algunos respetables Malvados. Y de ellos, el más peculiar, el más grande y el más querido es el Capitán James Garfio. No me digan que no querrían enrolarse con él.

(Los mejores bailarines, ganan una botella de grog)

            James Garfio da una nueva vuelta de tuerca a los Malvados de Disney. Hasta entonces, eran malos pensados para que el público (la mayor parte, al menos) se sintieran a gusto odiándolos. Malvados peligrosos, que ponían a los buenos en apuros hasta el último minuto y que los niños abucheaban cada vez que aparecían (menos los más listos). Garfio no es de esos. Es de los que los niños vitorean. Porque cuando aparece en escena sabes que vas a tenerlo todo: duelos de espadas, aventura y risas. Sobre todo, risas. Es el primer Malvado-Cómico de Disney. Y sigue siendo el mejor.

            Garfio es la principal justificación de Peter Pan (película). Nunca Jamás es un estupendo escenario, un trasfondo pintoresco, pero sin pobladores sería muy poco interesante. Indios, Niños Perdidos, Sirenas y aun Hadas le dan color, pero esa isla maravillosa ganó la lotería cuando el barco de los Piratas apareció en el horizonte. De estos Piratas, claro, de los del Capitán Garfio.

627044-peter_pan_captain_hook_large

            Hagan una prueba de imaginación: quiten de la película a Peter Pan. ¿Se resiente la cosa? Un tanto, hay que admitirlo. Ahora, quiten a Garfio. ¿Qué ocurre? Que se desmorona. Garfio le roba en buena medida a Pan el público ya en la obra original y posterior novela de Barrie, donde, sin embargo, el Niño que no quiere crecer es lo bastante extraño e inhumano para ser interesante. En la película, Garfio da la vuelta a la tortilla por completo. No es que Garfio nos importe por ser el enemigo de Peter, sino justo al revés: es Pan quien resulta interesante por ser el adversario de Garfio. Garfio seguiría siendo un grande enfrentado a otro héroe. Pan, sin Garfio, a mí me deja de importar.

            Pareja, Cómicos, Villano. Estas tres castas de personajes están presentes de una manera mucho menos evidente en Peter Pan que en las otras películas que hemos examinado en las últimas divagaciones. Sí, Peter y Wendy (así se llamaba la obra de teatro) son más o menos una pareja, aunque es más Wendy que Peter la que está por la labor. Y sí, forman el primer triángulo que recuerdo en Disney, con Campanilla. Pero es una pareja que no llega a ser tal, en realidad.

            ¿Cómicos? No los tediosos hermanos Banning, John y Michael, cansinos e insípidos, ni los vocingleros Niños Perdidos. Ya lo he dicho, Garfio, apoyado por su tripulación, es el gran Cómico, el causante de la mayor parte de las risas. Esa es la originalidad de este largometraje: los malvados son los chistes, sin dejar por ello de ser menos malvados. Garfio es el Cómico, y también el Villano. Es Cómico un tanto a su pesar. Tiene su propio sentido del humor, no muy sutil, pero cuando más gracioso resulta es cuando él es el objeto, no el causante, de la broma.

            Sólo en el Prólogo londinense encontramos otro personaje simpático, también Cómico a su pesar, el señor Bannings. El padre de Wendy, John y Michael (quien no tiene el menor sentido del humor y justo por eso es gracioso) es lo único que nos salva en los primeros diez minutos y, desde que se va de juerga con su esposa hasta que los niños llegan volando a Nunca Jamás, el espectador se impacienta (pese a Campanilla). Con inteligencia, se nos permite llegar a la isla antes que los supuestos protagonistas, para encontrarnos con el verdadero protagonista.

tumblr_lr2szkJBT21qlxcxco1_500

            (Pobre hombre)

           Garfio, el señor Smee y el Cocodrilo son los tres hallazgos de la película. Los tres son creación de Barrie, desde luego, pero yo siempre he preferido las versiones de la Disney. El Garfio de Barrie, aunque con ciertos rasgos cómicos, era un malvado más oscuro y temible. Mata en su primera aparición a uno de sus secuaces, y mantiene una disciplina de hierro. Cierto que el Garfio de Disney le pega un tiro a un pirata acordeonista (bien hecho), pero la escena no es truculenta, es francamente divertida.

            Barrie concede a Garfio una especie de soliloquio nocturno paródico, en la que el Capitán reflexiona con gran angustia si es un hombre bien educado. Los modales de gran señor de Garfio son el corazón del personaje para Barrie. Garfio no odia a Pan por culpa de la mano perdida. No, es la insolencia de Peter y su falta de modales lo que desata la vengativa pasión del pirata, pasión que deviene en obsesión: la ironía es evidente. En Disney el personaje es más bufón que irónico, y esas reflexiones nocturnas no tienen mucho objeto. Aunque los modales los mantiene, eso sí.

intro

            El Garfio y el Smee de Disney forman uno de los mejores dúos cómicos de sus películas. Smee es, a su manera, mucho más serio que Garfio. Se lo toma todo literalmente. Claro que es tan tonto que mete la pata constantemente. Los guionistas vieron clara la veta que tenían allí: las escenas que yo más recuerdo de Peter Pan son sketches, de Garfio-Smee (Garfio engañando a Campanilla mientras un Smee maravillosamente borracho no se entera de lo que ocurre, por ejemplo) y de Garfio con el Cocodrilo; el miedo cerval de Garfio por el Cocodrilo, bastante comprensible, lo hace más cercano. Un malvado con un temor es más humano y más simpático. Smee es enternecedoramente idiota, y aunque siendo estrictos es de los malos, nadie puede aplicarle ese calificativo. Es el Cómico puro de la película, un secundario que suele ser el compañero del protagonista. Siguiendo esa lógica, llegamos de nuevo a mi tesis, que Garfio es el protagonista de Peter Pan.

(En un cuarto de hora, Garfio, Smee, el Cocodrilo, peleas y comedia; y Pan, secundario)

            Hasta Spielberg comprendió el acierto de Disney. En Hook (el título ya es indicativo) sólo Garfio y Smee, Dustin Hoffman y Bob Hoskins, merecen la pena, dejando aparte la presencia majestuosa de Maggie Smith. Hoffman y Hoskins basan su interpretación mil veces más en los Garfio y Smee de Disney que en los de Barrie- aunque con un Smee más astuto y traicionero.

            Bufonesco como es, este Garfio roza el ridículo en ocasiones. Pero Disney no nos deja olvidar que es el Malvado con mayúscula de la función. Basta mencionar su nombre para que las Sirenas escapen aterrorizadas. El hombre de la mano de hierro puede recibir un martillazo en la cabeza, o escapar por los pelos del estómago del Cocodrilo, pero el espectador siempre es consciente de lo peligroso que resulta. Es uno de los malvados que más cerca está de derrotar a su enemigo, mediante la trampa del paquete bomba, que urde manipulando los celos de Campanilla. Y, en el combate final, explota al arrogancia de Pan para quitarle su mayor ventaja, la capacidad de volar: en cuanto el criajo ése no puede hacer piruetas, le bastan tres minutos para ponerle la espada en la garganta; lástima de bandera.

            Con su casaca escarlata, su sombrero emplumado, su boquilla para dos cigarros y su estuche de garfios, sigue siendo mi capitán pirata preferido, incluso por delante del infame LeChuck o del pérfido Long John Silver.

tumblr_mcmn6fa5Mn1rcb0d2o1_1280

            Qué quieren, en Carnaval es típico ver a niños disfrazados de Piratas, no de Niños Perdidos. Y por cada Peter Pan que cuenten, habrá diez Garfios. Así que esta vez, no aplico la gran frase de David Simon: el espectador medio, con Garfio, tiene toda la razón del mundo.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: