Con un vaso de whisky

enero 7, 2013

Los Malvados del malvado señor Disney

Filed under: Divagaciones — conunvasodewhisky @ 11:26 pm
Tags: , ,

            Mucho antes de que forjara una alianza a veces inestable con Pixar (y ella nos diera películas entre lo respetable y lo genial), la factoría Disney tenía imaginación, además de dinero. Y, aunque la inevitable imagen colectiva ante la palabra “Disney” sea un mundo de hipócrita felicidad rosa, con princesitas y pasteles, llena de simplicidad moral y de cursilería, y aunque haya buenos motivos para ello, tampoco hay que condenarlo de un plumazo.

dibujos-de-walt-disney-15697

            No se puede despreciar impunemente a Disney. Como el señor Morán dijo una vez, con ojos redondos, enormes y llenos de lágrimas emocionadas, después de ver un espectáculo de luces y agua, esa gente tiene magia en cajas (hay testigos de esta confesión, bajo nombres falsos y en localidades secretas, para su protección). Gente que gestó en los años cuarenta algo tan arriesgado como Fantasía (hoy sigo considerándola una de sus mejores películas, si no la mejor) se merece, por lo menos, que levantemos un poco el sombrero ante su paso.

            Si bien con muchos matices y grandes excepciones, las películas del señor Walt Disney y sus sicarios poseen tres grandes grupos de protagonistas.

            El primero es el prescindible: la Pareja Protagonista. Casi siempre hay una, el Héroe y su Amada. Bueno, en realidad bastantes veces son la Heroína y su Amado, quien apenas aparece, lo cual es de agradecer. Un coñazo de gente. Son todos casi iguales, copan demasiado tiempo de pantalla, nos martirizan con canciones de pseudoamor y es fuente constante de desconcierto para mí que siempre acaben ganando.

            En segundo lugar, los Cómicos, habitualmente compañeros o aliados de la parejita. Un grupo delicado: si dan la talla, salvan la película; de lo contrario… Son los secundarios, que en películas de carne y hueso siempre se conceden a actores de reparto, bastantes veces, mucho mejores que los actores principales. Es curioso que los guionistas derramen casi todo su ingenio en los secundarios, mientras dejan a los principales como unos tipos sosos y planos. Será que es más seguro crear un ser sarcástico, excéntrico, loco o cómico y ponerlo un paso por detrás. También es cierto que esta idea del Héroe y su criado bufonesco es más vieja que el teatro barroco. Shakespeare y Cervantes jugaron con ese tópico hasta extremos nunca antes vistos.

            Y, por último, los Villanos.

Best_of_Disney_Villains,_In_BrawlGuy23

             Siempre malévolos, pueden, o no, tener una naturaleza también parcialmente cómica y, en ocasiones, hasta ridícula. Pero son los que, sobre todo en determinada etapa de la Disney, mantenían el tipo. Y son sobre los que aquí más vamos a hablar. Porque cuando recomendaba con entusiasmo moderado (si no lo hubiera moderado, el artículo hubiera consistido en una concatenación de exclamaciones, aspavientos y risas entrecortadas muy poco digna) How to train your dragon advertí que allí no había villano, que no me molestaba; y que eso era la excepción. Porque a mí me encantan los Villanos.

            Creo que se pueden dividir en etapas claras estas películas de animación. La primera, desde Blancanieves hasta Basil of Baker Street. Es la etapa más larga, la que vamos a llamar “clásica”, la más variada y en la que la rígida clasificación que he mencionado se aplica con mayores dificultades. Después, la segunda, donde la estructura era la reina, desde La Sirenita hasta cierto predominio de Pixar, quien ya se había manifestado, contundentemente, con Toy Story. Bendito predominio.

            Pues bien, si no tienen nada mejor que hacer, vamos a echar un vistazo a algunos malvados que pueblan estas etapas. Nada de respeto por la cronología, mezclaremos etapas como mejor nos convengan. Veremos si así se confirma una tesis de fondo: que el maniqueísmo simple tiene sus ventajas. Te carga con buenos buenísimos e insufribles; pero, a cambio, te da encarnaciones del Mal con sonrisas llenas de colmillos.

Walt_Disney_Snow_white_1937_trailer_screenshot_(12)

            Qué cosas que el señor Disney supiera tan bien plasmar al Mal Absoluto. Como si lo conociera de primera mano, casi.

1 comentario »

  1. bravo me gusto lo de ghotel cuales son los diez minutos esos

    Comentario por Anónimo — marzo 20, 2013 @ 8:07 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: