Con un vaso de whisky

octubre 19, 2011

No aprenden

Filed under: Divagaciones — conunvasodewhisky @ 3:49 pm
Tags: , ,

           

            Nada, no hay manera. Tal vez recuerden ustedes que, hace ya varios años, el director Joel Schumacher lanzó al mundo una adaptación cinematográfica del musical El Fantasma de la Ópera. No he tenido la oportunidad de ver el musical, ni en Londres, ni en Nueva York. Un amigo mío, el muy perro, sí. Así que, junto a un tercer camarada, nos fuimos al cine, esperando captar algo de un musical que ha entusiasmado a millones de personas. Tras la espectacular obertura, con la grandiosa araña alzándose y resplandeciendo, empezó la debacle.

             Primer indicio de que la cosa iba a ir cuesta abajo: las canciones (el noventa por ciento de la obra) estaban dobladas. Segundo indicio: los actores, aun con el beneficio de la duda que supone no escuchar sus verdaderas voces, eran lamentables. Tercer indicio: que el director era quien era y que hacía lo de siempre; sigue en libertad, sin cargos. En suma, que salimos, dos, de ver una película horrenda y, uno, de ver como violaban una muy querida obra de arte.

             Por cierto, la culpa también recae sobre el compositor del musical, Andrew Lloyd Webber. Se ve que ser uno de los más célebres y exitosos autores de teatro musical no basta y ser nombrado Lord por Su Graciosa Majestad le sabe a poco. El cheque de la productora fue sustancioso, o eso espero.

              Bien, pues ahora imaginen la cara que se me quedó cuando leí que Hollywood iba a meter sus manos en Los Miserables (musical, no novela). Con cierta preocupación, busqué el nombre del director: Tom Hooper. No me sonaba el nombre, pero ya era mucho que no se llamara Schumacher. A continuación, picado por la curiosidad morbosa, miré la lista de actores. Y allí empezaron mis calenturas.

              Los Miserables es una obra coral, donde es importante que no falle nadie. Pese a ello, visto el último artículo que colgué, como fallen Jean Valjean y el Inspector Javert, se acabó. ¿Y quiénes son los seleccionados? Hugh Jackman y Russel Crowe. Vaya.

              Comparto la fobia del Doctor Perry Cox hacia el señor Jackman. Nada de lo que ha hecho me ha convencido. En El Prestigio, una película que disfruté, fue su actuación el punto más flojo. Y él va a ser el pilar maestro del musical. Genial. Bueno, bueno, me dice una vocecilla prudente, calma. También cuando Christopher Nolan anunció que el difunto Heath Ledger iba a encarnar al Joker casi me da una ataque. Y ahora el Joker de Ledger me parece una de las mejores aproximaciones a este siniestro y cambiante personaje. Con todo, en esta ocasión, creo que mi reacción primera será la acertada.

              En cuanto a Russel Crowe… Es un buen actor. Ha bordado papeles interesantes. Incluso le he perdonado Gladiator (a Ridley Scott, no). Pero, no sé, no sé. Cuando a mi me dicen “Javert”, no se me aparece el rostro de Crowe. En una adaptación de la novela, dejaría mi juicio en suspenso.

              ¿El resto de actores confirmados? Anne Hathaway como Fantine. La señorita Hathaway nunca me ha dicho nada bueno. Ya tengo mis reservas con su elección como Catwoman (pero a Nolan le doy cuerda, desde el asunto Ledger y pese al tropezón Origen). Muchas más en este papel. En cuanto al maravillosamente malévolo matrimonio Thenardier, Helena Bonham-Carter será la esposa (que encaje bien en el mundillo burtioano no quiere decir que encaja bien en otros mundillos) y, se rumorea, Geoffrey Rush, su maligno marido y señor. Es el único que me hizo sonreír. Es un actor estupendo, con muchos registros. Además, en la irregular adaptación al cine de 1998, Rush interpretaba con tino a Javert, frente a un convincente Liam Nesson en los zapatos de Valjean.

              Pero, y aquí viene el gran pero, que le pongo a todos los actores es muy simple. En Los Miserables no se habla. Ni un segundo. Se canta. Durante más de dos horas. Un cantante de musical no está en la misma categoría que uno de ópera: los de ópera hacen con la voz cosas increíbles. A cambio, puede ser mucho peor actor. Y un actor de teatro o cine puede ser mejor que un cantante/actor de musical. A cambio, no necesariamente tiene que saber cantar. Pero si pones a un actor que no cante bien (y cuando digo bien, quiero decir muy bien) a hacer el trabajo de un cantante de musical hay dos opciones.

               Primera, doblarlo. En la versión original, quiero decir. Coger al tipo que de verdad saber cantar Who am I y hacer que Jackman mueva los labios. Así la gente que vaya por cara de Jackman quedará contenta y los que amen el musical se sentirán menos agredidos, aunque no menos ofendidos.

              Segunda, dejar que al actor cante. Que es lo que harán, supongo. Igual me llevo la gran sorpresa y son todos unas voces de primer orden. Pero lo dudo.

               Tiemblo al pensar qué harán la tropa cuando les toque pelear con esta maravilla:

 

              Y, encima, en España, lo doblarán todo al castellano. Como si lo viera.

 

Imágenes: Joel Schumacher; Geoffrey Rush y Liam Nesson, en la adaptación de 1998 de Los Miserables

1 comentario »

  1. Solo he visto “Los Miserables” una vez. Fue en un colegio y estaba interpretado por un grupo de padres. Salí emocionado (lo hicieron realmente bien). Me encantaría poder verlo en teatro grande, con cantantes profesionales, montaje… Pero la peli dudo mucho que vaya a verla.

    Comentario por Saúl — diciembre 28, 2012 @ 5:42 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: