Con un vaso de whisky

septiembre 21, 2011

La esplada de Tony Wendice

Filed under: Divagaciones — conunvasodewhisky @ 8:47 pm
Tags: , , , ,

            Crimen perfecto no es mi película favorita de Hitchcock, pero está arriba en la lista. No por Grace Nelly, que actúa y está mil veces mejor en La ventana indiscreta, ni por Robert Cummings, a quien nunca he soportado. Ahora bien, junto con la magnífica dirección, que no hace falta casi ni mencionar, la película cuenta con un buen guión (basado en una exitosa obra de teatro) y con las interpretaciones del digno John Williams (un actor que nació para encarnar la idea de Respetabilidad Flemática Inglesa) y, sobre todo, de Ray Milland en su mejor papel desde Días sin huella y, me parece, para el resto de su carrera.

 

            En Crimen perfecto se juega a poner al espectador en el lugar del asesino, de manera parecida a en La soga. Pero mientras que en ésta el crimen se produce nada más comenzar la obra y nos mordemos las uñas las siguientes horas esperando a ver si los asesinos logran escapar o no, en aquella asistimos a toda la vida del delito: a su concepción, planificación, ejecución y transformación.

            Tony, el personaje de Ray Milland, llena la pantalla. Es uno de los grandes villanos de Hitchcock. De su vida pasada nos confiesa poco y nada espectacular: un antiguo jugador de tenis, casado con una mujer bella y rica que está ahora enamorada de un tercero. Claro que los mayores malvados de Hitchcock son gente establecida, perfectamente adaptada a la sociedad.

            El divorcio planea sobre el señor Wendice, quien no parece muy dispuesto a aceptarlo. No por pasión hacia su esposa, sino por puro interés económico. Así que proyecta su asesinato. Y lo hace con frialdad, inteligencia, junto a cierta vanidad: de hacer el mal, hagámoslo bien. Su diálogo con el señor Swann, a quien doblega implacablemente hasta convertirlo en su ejecutor, es glorioso.

            Yo de ustedes me pondría a verla, para disfrutar de la estrategia de este sonriente criminal y, después, de sus ágiles improvisaciones. Tony es un mentiroso con nervios de acero, que busca hacer de su fracaso un éxito, como si de un juego de manos se tratara. Me resulta imposible no simpatizar con él. Tampoco es que lo haya intentado mucho.

            ¿La han visto ya? Entonces podemos continuar e ir concluyendo. Porque, para su desgracia, Tony subestima al otro personaje verdaderamente inteligente, el Inspector Jefe Hubbard. Tony es un artista del crimen, pero Hubbard es un excelente crítico y mientras el primero se burla educadamente de él, el segundo resuelve el rompecabezas. En los últimos minutos, cuando Tony está convencido de haber salido triunfante, Hubbard hace su propio truco de magia.

            ¿No está magnífico Williams, afable, paternal, profesional? Explica sus deducciones a la pareja que ha estado enredada en su duelo con Tony, igual que si de un juego se tratara, porque para él probablemente eso haya sido. Mientras, con esa maestría tan suya, Hitchcock nos regala unos segundos enervantes, dejando que sea el mismo culpable el que se incrimine.

            ¿No está inmejorable Milland al verse descubierto, al comprenderlo todo en un segundo? Y, entonces, el mejor momento de Tony: de espaldas, derrotado, con todas sus tramas deshechas, se endereza de pronto, se ajusta la chaqueta, hace un gesto desdeñoso, del jugador vencido que no piensa compadecerse de sí mismo, e invita a todos, víctimas y adversario a una copa. A un gran villano se le reconoce tanto en la derrota como en la victoria.

            Ya siento no haber encontrado todo el final en video. Pero, en fin, al menos tenemos el últimísimo:

            Mientras el policía se peina el bigote, el criminal vuelve a ser el anfitrión cordial. Pocos finales muestran mejor la naturaleza de los personajes.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: