Con un vaso de whisky

diciembre 7, 2010

¿Por qué no?

Filed under: Divagaciones — conunvasodewhisky @ 6:56 pm
Tags: , , , ,

            El estreno de cine español más comentado estos días, normalmente para masacrarlo (cosa de la cual me alegro mucho) es un cursilada basada en una novela de un escritorzuelo italiano. De Federico Moccia, si les parece, me encargaré la semana que viene. Porque leer su nombre en los periódicos me hizo recordar una anécdota que ocurrió hace unos años y, se lo aseguro, no tiene desperdicio.

            Pero, en fin, la película esta, como muchos otros estrenos, me provocó una pregunta. Algo que los anglosajones, en ambos lados del Atlántico, hacen como nadie es sacar partido de su dramaturgos. La cantidad de adaptaciones (magistrales, buenas, regulares y espantosas) de obras de teatro es ingente. No sólo de autores propios, aunque en su mayoría así sea.

            Ya, ya, dirán ustedes. Menudo mérito, teniendo a Shakespeare. Pues como poco son conscientes de tenerlo. Y no se limitan a él, ni mucho menos. ¿Hay que recordar La soga, Testigo de cargo, La gata sobre el tejado de zinc, ¿Quién teme a Virginia Wolf y tantas otras?

            ¿Por qué en España no lo hacemos? ¿Por qué, teniendo dramaturgos geniales y compañías de teatro que, casi de forma heroica, se empeñan en seguir en la brecha? ¿Por qué los productores y directores no se atreven, salvo raras excepciones, a adaptar a Calderón o a Lope de Vega al cine? ¿Por qué no hay ningún cómico inteligente que ponga los Esperpentos de Valle-Inclán en las salas?

            ¿Y por qué tenemos tan injustamente olvidado a ese prolífico, irónico, inteligentísimo escritor que es Antonio Buero Vallejo (en la imagen)? Un director podría dedicar media carrera a utilizar su obra y, como lo hiciera bien, se merecería el aplauso unánime.

            Dejando a un lado Historia de una escalera, que siempre me rechinó un poco por ser la más comentada, citada y recomendada (sé que ahora soy yo el injusto), ¡cuánto hay para aprovechar! La Fundación me parece uno de los thrillers psicológicos y filosóficos más angustiosos que haya leído. He visto pocos dramas de nuestros cineastas que le lleguen a la altura del tobillo a El tragaluz. Lo mismo podría decir de En la ardiente oscuridad o de El concierto de San Ovidio.

            Como tengo debilidad por las películas de época (aunque el término me parezca bastante absurdo; casi todas las películas son de alguna época), me encantaría ver en la pantalla las piezas que don Antonio dedicó a dos grandes pintores, Velázquez y Goya. Las Meninas une estupendamente las intrigas palaciegas, la relación entre el Poder y el Arte, la censura, la amistad y los celos. En cuanto a El sueño de la razón, siempre me ha parecido terreno abonado para el cine. Puede hacerse una auténtica pesadilla con esas páginas, donde no se sabe qué es más terrible: las visiones enfebrecidas del pintor o la cruda realidad. Igual que en la demoledora La detonación, en la cual nos metemos en la cabeza de Larra los instantes antes de su suicidio.

            Pero no se hace. Igual los productores creen que no será buen negocio. O igual ni directores ni actores se atreven. Lástima.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: