Con un vaso de whisky

noviembre 15, 2009

Celda 211

Filed under: Divagaciones — conunvasodewhisky @ 11:01 pm
Tags:

         celda-211-fin   Empieza la cosa como debe: con una de las escenas más violentas que haya visto nunca en el cine. Violencia nada gratuita, ni superficial, ni frívola. Violencia auténtica, silenciosa, áspera, desesperada. Uno sabe ya dónde se ha metido. Esa escena va estar en la cabeza del espectador durante las siguientes dos horas.

            Dos horas enormes. Porque en Celda 211 funciona todo. La trama, los personajes, los actores, la dirección, la imagen. Esta película merece hasta el último céntimo del precio de la entrada. No tiene un minuto malo (salvo la segunda secuencia de la película, la más floja), pero eso no quiere decir que tenga un minuto de paz. Daniel Monzón nos agarra para no soltarnos.

            Pongamos las cosas en su sitio. Luis Tosar es el centro. Está inmenso. Da una lección magistral de interpretación, metido en “Malamadre”, el más duro y peligroso cabrón de una cárcel donde los cabrones duros y peligrosos no escasean. Un asesino despiadado, líder inteligente y carismático. Desde el Tony Soprano de James Gandolfini (pese a las grandes diferencias que existen entre ellos), nadie me había transmitido esa sensación de no saber qué va a hacer en el segundo siguiente: si abrazarte como a un hermano o arrancarte de cuajo la cabeza. “Malamadre” es un personaje que bien podría convertirse en un icono.

            Claro que si sólo Tosar funcionara, la película sería interesante, tal vez buena. Celada 211 es más que buena. Los secundarios apoyan a Tosar como él merece. Todos ellos: Alberto Amman, Antonio Resines, Carlos Bardem, Manuel Morón, Fernando Soto… Individuos muy diferentes entre sí, en su nivel intelectual y moral.

            Amman, debutante, tiene la dificilísima papeleta de aguantar el ritmo de Tosar, en un mano a mano. Y qué quieren que les diga, el chico sale airoso. Hace creíble la huida hacia delante del desgraciado Juan, un funcionario novato abandonado por sus compañeros en medio de un motín carcelario. Tiene que ser cuidadoso, listo y buen mentiroso para sobrevivir. Cada escena me sorprendía lo bien llevada que está su evolución, obligado por lo que le ocurre en los peores días de su vida.

            He dicho que hay grandes diferencias intelectuales y morales entre los jugadores. Claro que, en el campo moral, la escala va de la cobardía miserable al hijoputismo más descarnado. Aquí no se salva nadie. Desde “Tachuela”, el sombrío teniente de “Malamadre”, o el astuto “Apache”, jugando al mismo tiempo en todos los bandos, a la mezquina brutalidad del carcelero “Putavieja”, un Resines que te hace olvidar por completo Los Serrano. Sin olvidar la frialdad inmisericorde del Estado.

            Es una película violenta: hay violencia individual, violencia institucional, violencia estructural. Pero eso no es una carga para el ritmo, que avanza con vigor, sin necesidad de música, salvo cierta percusión metálica, que se confunde con los ruidos de la cárcel y el motín.

            No hay maniqueísmo alguno, ni apología del crimen, ni justificación de las brutalidades. Sin embargo, al igual que Juan, nuestro involuntario representante, los espectadores van empatizando con los presos. Son atroces, pero los que les observan a través de las cámaras no resultan mejores. Al final, “Malamadre” se ha ganado nuestro apoyo en algún momento.

            Háganme caso: en vez de tirar el dinero (y, peor, horas de vida) con 2012, Luna Nueva o mierdas de similar calibre, vayan al cine. Al de verdad.

Anuncios

3 comentarios »

  1. Pues te voy a hacer caso, hombre =)

    Comentario por Bruno — noviembre 22, 2009 @ 10:17 pm | Responder

    • Y después dejar constancia de si hiciste bien o no y no merezco ni las balas.

      Comentario por conunvasodewhisky — noviembre 23, 2009 @ 2:04 pm | Responder

  2. Muy muy bueno tu post, te felicito! En Argentina muchas veces se pone complejo conocer un website actualizado como el tuyo. De nuevo gracias!

    Comentario por paulita — diciembre 8, 2010 @ 2:11 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: