Con un vaso de whisky

octubre 30, 2009

Correspondencia (III)

Filed under: Reino y República — conunvasodewhisky @ 1:43 pm

            MENSAJE de lord Gregor Jescheck, Señor de Cuatrocaminos, al resto de Señores

 

            Mis estimados lores,

            Durante largo tiempo han estado nuestras fronteras amenazadas por la sombra de Izur. Incluso cuando las diferencias y rencillas nos han enfrentado unos a otros –algo, ay, demasiado frecuente, me temo- siempre hemos sido conscientes de cuál era nuestro más peligroso enemigo.

            Es por ello, milores, que no hace demasiado envié otra misiva, convocando la venerable institución del Concilio de Iguales, existente incluso antes del Gran Reino. Tal es, también, el motivo de la presente.

            En los últimos tiempos, los espías y siervos de la República, que los dioses maldigan, se han vuelto osados hasta extremos nunca antes vistos. Cada vez son más frecuentes sus infiltraciones, sus entradas subrepticias en mis territorios. Dado que mi condado no sufre apenas una frontera con los territorios usurpados por Izur, me temo que esos viles lacayos han logrado atravesar varias regiones y señoríos.

            Otros de los nuestros, sinceramente preocupados, me han enviado mensajes en este sentido. Y sería temerario suponer que logramos identificar o capturar a todos o a una mayoría de esos agentes. ¿Cuántos de ellos habrán logrado burlar nuestra vigilancia? ¿Qué desmanes habrán provocado en su intento por doblegarnos? ¿Cuántos incendios, desastres o accidentes que atribuíamos a la fatalidad tendrán su origen en las maldades de Izur?

            El Concilio de Iguales es más necesario que nunca. Y al llegar al mismo, milores, debemos tener muy presente que Izur no enviaría tantos siervos sin un plan meditado. No podemos permitirnos llamarnos a engaño. La República puede estar preparándose para una nueva y criminal invasión.

            Quieran los viejos dioses darnos la sabiduría precisa para elegir el camino recto en esta hora oscura. El sendero de la guerra es doloroso, pero, si no lo tomamos, podemos vernos condenados a vivir encadenados para siempre.

 

 

            CIRCULAR de la Junta de Comerciantes de Izur, remitida a las Juntas de toda la República

 

            Muy señores nuestros,

            En reunión extraordinaria, los Delegados Electos de nuestra circunscripción hemos analizado la actual coyuntura, en relación con los debates, aún oficiosos, que se están produciendo en el seno de la Gran Asamblea. La opción que las Juntas tomemos influirá contundentemente en la decisión final de la Asamblea y del propio Consejo.

            Sabemos que existe división de opiniones entre las Juntas. Hay recelos bien fundados. No podría ser de otro modo. Seríamos, en verdad, irresponsables, si diéramos nuestra bendición a una aventura militar sin evaluar cuidadosamente los pros y los contras.

            Es notoria la situación de crisis que atraviesa el comercio, actualmente, en la República. Tres años de cosechas mediocres o, cuando menos, menos fructuosas de lo esperado, han colocado a los agricultores en una situación delicada. Los mercados no han logrado beneficios elevados, si es que los han obtenido. La agricultura es clave para la economía de cualquier nación: si el campesinado es incapaz de alimentarse y de alimentar al resto de la población, las consecuencias serán desastrosas. Poco podemos esperar de la pesca para paliar esta situación, puesto que los nuevos acuerdos con las Islas Rojas limitan el acceso de nuestra flota a sus caladeros.

            Precisamente dicha crisis es esgrimida por algunos como argumento en contra de las operaciones militares. Sin embargo, ello no resiste un análisis serio. Una campaña como la que se propone exigirá un incremento notable de la fabricación de armamento, de máquinas de guerra: ello estimulará al sector industrial. Los Gremios de Forjadores, no resulta extraño, son el sector, dentro de nuestras organizaciones, más favorables a apoyar a los belicistas en la Asamblea.

            Pero la agricultura y el comercio se beneficiarán igualmente, aunque a un más largo plazo. Cierto que, en tanto duren las operaciones, los soldados necesitarán avituallamiento. En un contexto de relativa escasez de alimentos, se afirma, ello provocará tensiones entre las clases menos afortunadas. Sin embargo, tengamos en cuenta que muchos jóvenes serán reclutados como soldados rasos, de acuerdo con el sistema de levas complementarias de apoyo al Ejército profesional, por lo que la posibilidad real de disturbios resulta lejana. Además, el espíritu patriótico de nuestros conciudadanos es notable: una guerra contra los bárbaros contará, a la fuerza, con apoyo popular.

            Por último, cuando la victoria sea obtenida, las tierras anexionadas a la República constituirán un auténtico tesoro, un territorio virgen en la que podremos encontrar recursos naturales así como zonas susceptibles de explotación agropecuaria, sin contar con las rutas comerciales que se abrirán y el botín que, descontado el porcentaje justo, propiedad legítima de la República, ayudará a dar liquidez a nuestros mercados.

            Es opinión, por tanto, de esta Junta de Comerciantes, que debemos apoyar sin reservas la opción militar. Recomendamos a las demás Juntas que se posicionen junto a nosotros. Quedamos, sin embargo, abiertos a un debate presto y razonable.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: