Con un vaso de whisky

octubre 1, 2009

Correspondencia (II)

Filed under: Reino y República — conunvasodewhisky @ 10:17 pm

            NOTA encontrada por el Juez Errante Lukas bajo su almohada, en Nicolia.

 

            Lossar.

 

 

            CARTA del general Ludwig Krier al coronel Frank Horst (enviada por vía extraoficial)

 

            Mi estimado coronel Horst:

 

            Perdonará que no emplee el pomposo trato de los civiles, que prefiera hablar de militar a militar, antes que de general a Gobernador. Ha sido ya bastante duro para mí perder a un colaborador tan capaz en aras de la política, de la administración. Sin embargo, como usted siempre me aseguró, todo será para mayor gloria de la República.

            Le escribo esta misiva no tanto con una finalidad personal como para hacerle partícipe de las noticias más importantes que ocurren aquí, en nuestra invicta Izur. Cumpliendo mi promesa, he hecho cuanto ha estado en mi mano para convencer a los miembros de la Gran Asamblea de la necesidad de una campaña más ambiciosa en las tierras bárbaras. Por desgracia, buena parte de nuestros políticos temen el coste de una guerra. Consideran que los señores sin ley no representan un peligro preocupante, mucho menos uno que justifique los planes que usted ha diseñado y que yo he presentado.

            Mucho me temo, pues, que si no logramos pruebas contundentes, la Asamblea será incapaz de adoptar una resolución favorable con una mayoría lo bastante amplia como para convencer al Consejo de los Nueve. Seguiré en la brecha, no le quepa duda. ¡Y, pese a ello, la Asamblea ha aprobado el envío de refuerzos, por las recientes incursiones bárbaras! Reconozco que esta tibieza, este no saber a qué carta quedarse de nuestros gobernantes me crispa los nervios.

            Entre tanto, los preparativos materiales y logísticos no se han detenido. Una muestra más de la ambivalencia de la Asamblea: no tiene el valor de apostar decididamente por nosotros, pero tampoco cancela las operaciones. Eso nos favorece, porque cuando el gasto haya sido tan cuantioso que desmovilizar a las legiones resulte más caro que enviarlas al frente, varios de los ahora dudosos se convertirán en decisivos aliados.

            Es cierto que logramos un apoyo sin precedentes, como he dicho, gracias al cual se han incrementado las legiones prometidas a la frontera. Fue usted diligente a la hora de reunir esos apoyos entre los demás Gobernadores: su presión influyó en la Asamblea. No nos confiemos demasiado, sin embargo. Los miembros de la Asamblea pueden echarse atrás.

            Me dice que los comerciantes de Nicolia se muestran hostiles a nuestros proyectos. Tantearé a la Junta de Izur, aunque recibo informes alentadores de otras ciudades importantes.

            Confío en poder comunicarle pronto mejores nuevas. Tal vez la próxima vez que nos encontremos deba saludarle como a mi superior.

            ¡Larga vida a la República!

 

 

            CARTA del Honorable Miembro de la Gran Asamblea Aldous Werner a su hermana (fragmento)

 

            Así pues, mi querida Elda, las noticias que de tu marido, mis sobrinos y sus hijos me transmites me alegran profundamente. ¡Y bien saben los cielos que no tengo muchas razones para alegrarme! Estas últimas semanas me han ayudado a tomar una resolución: una vez acabe este período, no buscaré ni aceptaré un nuevo mandato como representante ante la Asamblea.

            ¡Oh, te oigo desde aquí llamándome viejo insensato! ¿Quién renunciaría a esta dignidad, a este puesto tan respetable, tan noble y tan bien remunerado? Pues prepárate para reñirme con mayor severidad, porque he renunciado a un honor aún más alto. Hace dos días decliné una oferta pactada entre los partidos de la cámara. Me entregaban en bandeja la presidencia de la Asamblea, el cargo de Portavoz. Creo que mi negativa los dejó un tanto estupefactos, aunque todos ellos, Harker, Wallander y Gustavson, los emisarios, saben disimular como el mejor.

            Un puesto curioso, el de Portavoz. Preside la Asamblea, impone el orden, arbitra en los debates, representa a sus miembros ante el Consejo y las demás instituciones. Pero es mudo, ciego y sordo si la propia Asamblea no le dice lo contrario. Es un títere de la mayoría, una figura decorativa a la que se usa como chivo expiatorio si algún escándalo es más flagrante de lo habitual. No, Elda. No me interesa.

            Sueno amargo, me doy cuenta. Tal vez sea la edad. Estoy cansado de las discusiones estériles, de los debates mezquinos. Estoy harto del boato, de la hipocresía, de las palabras huecas y los bolsillos llenos. ¿Fue siempre la Asamblea este gallinero de mediocridades? Cuando era más joven conocí a representantes ilustres, incluso honrados. Y los que no lo eran, al menos resultaban hábiles. Ahora no veo más que zorros de segunda categoría.

            Aunque algo he de decirte, hermana mía: los pasillos están inquietos. Hay negociaciones por las esquinas. No paran de llegar informes de los Gobernadores, presionando a la Asamblea y al Consejo para mostrarse más agresivos. Hay miembros de la cámara que cenan regularmente con miembros de la Junta de Comerciantes. Y cada día veo más oficiales de alto rango conversando con los legisladores. ¿Recuerdas al general Krieg? Logró éxitos notables hará unos diez años, cuando las revueltas de campesinos. De hecho, allí alcanzó el generalato. Es el que habla con más gente. Casi desearía haber sobornado a más sirvientes a lo largo de mi carrera, para tener una red de informadores y así saber con certeza qué está ocurriendo.

            Puede que no haya escrito más que tonterías. Pero no me libro de una sensación de miedo, de inseguridad. Me escama. Esta ciudad está acabando conmigo. Tal vez ni siquiera termine mi mandato. ¡Cómo me gustaría volver antes de que acabe el año entrante a casa!

            No te irrito más con estas preocupaciones de anciano. Mis mejores recuerdos a Georg y a tus hijos y nietos. Y a ti, querida mía, que los dioses te guarden.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: